No hay comentarios

El alquiler con opción a compra, la solución de más de unos pocos

El alquiler con opción a compra es la solución de muchas personas en la actualidad. Sobre todo para aquellas que no pueden acceder a un crédito pero les gustaría comprar un inmueble. Esta alternativa que se les presenta no es más ni menos que otro tipo de sistema de compraventa.

Pero, ¿en que consiste esta actividad?

El inquilino podrá vivir en el inmueble por una cantidad mensual, como en cualquier otro tipo de alquiler. Pero en lugar de estar desaprovechando el pago mensual, con este tipo de contrato será una inversión a largo plazo ya que tendrá derecho a la comprar del inmueble una vez finalizado el plazo.

Dentro de este acuerdo existen varios puntos importantes a tener en cuenta. Como esta actividad no esta contemplada por la ley es muy importante tenerlo claro antes de firmar ningún contrato. La ley lo describe como «un precontrato –en principio unilateral–, en virtud del cual, una parte concede a la otra la facultad exclusiva de decidir sobre la celebración o no del contrato principal de compraventa, que habrá de realizarse en un plazo cierto y en unas determinadas condiciones, pudiendo también ir acompañado del pago de una prima por parte del optante».

Puntos a tratar en un contrato de alquiler con opción a compra

  1. Contrato de alquiler
  • Plazo durante el cual el inquilino puede estar arrendado en la vivienda
  • Plazo durante el cual el inquilino puede ejercer su derecho a la compra
  • Cantidad de la renta mensual del alquiler
  • ¿Quién corre con los gastos de la comunidad o de una posible reforma?
  1. Contrato de compraventa
  • La voluntad de que el arrendador venderá al arrendatario la vivienda si este se muestra interesado en su compra.
  • Precio de venta de la vivienda.
  • Porcentaje (fijo o variable por años) de las cuotas de alquiler realizadas hasta el momento de la compra a descontar del precio de venta.
  • Cantidad de la prima inicial aportada por el arrendatario (si la hay) por el derecho a la compra, normalmente fijada en función de un porcentaje del precio de venta pactado

Ojo, es importante para el inquilino prepararse para el momento de la compra pues si llegado el día fijado como máximo para ejercer la opción y aún no ha conseguido acceso a un crédito o no puede pagar la cantidad pactada en el contrato de “alquiler con opción a compra” perderá el desembolso total de las mensualidades que haya abonado hasta la fecha y el porcentaje que puso en su día para ejercer la opción de compra.

Definitivamente, el alquiler con opción a compra es una alternativa a la hipoteca que ha surgido derivada de la crisis. Debido a la situación económica y laboral, algunas personas optan por esta opción que cada vez es más frecuente.